La muestra de interés comprador que dejamos hace dos sesiones justo a la altura de la directriz alcista desde los mínimos del año pasado, sigue dando alegrías y ahora mismo el par sube +0.15% a 1.3763. El RSI apoya al superar su propia directriz bajista desde los máximos de marzo y todo el movimiento se justifica por los recientes comentarios de personas influyentes dentro del BCE que no apuestan por un programa cuantitativo de momento.   
eurusd