De momento ayer cerramos cerca del soporte y hoy seguimos en la zona, esperando a datos que nos puedan mover en cualquiera de las dos monedas.  De momento la sobreventa no ofrece ayuda al soporte y tampoco pone en peligro la tendencia bajista de los máximos en el RSI, así que hay que esperar:
 
eurusd