Todavía no nos movemos mucho, pero como se puede observar, ese doble soporte entre la media de 200 y la parte baja del canal alcista están funcionando muy bien y llevamos ya tres sesiones manteniendo esa zona por debajo de nosotros.
 
Lo que preocupa ahora es el comportamiento del RSI, ya que ha superado su tendencia bajista y este cambio de tendencia puede ser un aliado para el soporte, así que debemos estar muy pendientes de cualquier rebote. En realidad, de lo que hay que estar pendiente de todos los datos macro de Estados Unidos que vamos a conocer de aquí al viernes, donde tenemos la traca final en forma de dato de creación de empleo del mes de mayo, así que este par en particular está colocada en un sitio muy importante porque de ser absolutamente decepcionante tendríamos un rebote, pero si el resultado fuese muchísimo mejor de lo esperado, podríamos tener una perforación de niveles.
 
eurusd