Según el Brexit va calando, se especula con otra ronda de medidas por parte del BCE, pero el Bundesbank se opone frontalmente. De momento esta perspectiva es negativa para el EUR, así que nos paramos en la zona de los mínimos relativos del mes pasado donde rebotamos para buscar la directriz bajista que viene desde los máximos del año. El RSI también se para en su resistencia más cercana y, como Wall Street está de fiesta, es más bien el EUR el que se mueve por ausencia de movimiento en el USD.
 
eurusd