Ayer este par corrigió bastante aunque no consiguió alcanzar los mínimos de este año, así que hay un efecto residual generado por la Reserva Federal debilitando al dólar.

Si echamos un vistazo al gráfico adjunto, veremos que no sólo tenemos una resistencia importante en la zona de mínimos de enero sino también en la directriz bajista de los máximos del RSI a días desde la zona de octubre en sobrecompra y que no hemos durado mucho por encima, generando siempre un movimiento bajista que últimamente nos mete fuertemente en la sobreventa.
eurusd