Como se puede observar, las últimas tandas de datos macroeconómicos positivos en Estados Unidos nos están haciendo romper esa especie de gallardete por la parte baja mientras entramos en la recta final de cara al Banco Central Europeo.
 
De momento las perspectivas de los bancos centrales es o bien no hacer nada o bien aumentar una política laxa, por lo que en este caso los datos macro son favorables a Estados Unidos porque no se espera mucho de la reunión del BCE esta semana.
 
eurusd