El indicador de confianza empresarial de Alemania ha quedado peor de lo esperado, lo que ha compensado el empuje del IPC. Este mal indicador ha hecho que el par se ponga en negativo -0,28% y nos mantenemos por debajo del 1,14, donde tuvimos dos muestras de interés vendedor hace días. Seguimos a la espera de los acontecimientos:
 
 
eurusd