Como vemos, casi de forma constante cada vez que tenemos un paso adelante del USD, tenemos un intento de rebote del EUR. Los datos macro tienen mucho que ver en la Eurozona, pero el peligro de las elecciones francesas siempre nos cortan la remontada. 

De momento ayer tuvimos un intento de cortar la mejora del USD gracias al fortalecimiento de Macron al descartarse otro presidenciable de centro para concentrar más votos.

Ahora intentamos cortar con la tendencia bajista pero es vital no perder los mínimos de ayer y vigilar al RSI para que apoye:

eurusd