Con el QE ya en la cabeza del BCE y con Estados Unidos con muchas esperanzas de ver un buen dato de empleo hoy, que puede dar la razón a la Reserva Federal para subir los tipos, este par lo tiene todo en contra.

En este momento está descendiendo -0.16% a 1,3897 y el movimiento bajista fue excelentemente marcado por la pérdida de la directriz alcista desde los mínimos de enero en el RSI a días.

Debemos estar muy atentos porque estamos muy cerca de los máximos de la recuperación desde los mínimos de 2012, así que tenemos una directriz alcista muy clara y muy peligrosa, aunque podemos dividirla en otras varias con mayor pendiente desde los mínimos de 2013, que se apoya en los mínimos de este año y precisamente ésta es la peligrosa, que podría aumentar la caída para buscar el 38.2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos del año pasado, que está muy cerca de los mínimos de este año. Además, se puede observar un potencial hombro cabeza hombro cuya activación podría coincidir con la pérdida de la directriz comentada, como pueden observar en el gráfico adjunto.
 
eurusd