La bajada reciente a 60 minutos se ve que se ha cortado una vez hemos superado la zona de la media de 200 en este plazo. Las sobrecompras nos marcan bien los momentos de parada, sobre todo cuando salimos de la zona, así que de momento hay que estar atentos. El EUR viene apoyado por las mejoras de perspectivas de crecimiento para algunos países de la Eurozona y también por la apuesta de más fusiones de bancos para restaurar al sector. Evidentemente, también hay apoyo por tener mejor riesgo/recompensa que EEUU.