El dólar sigue teniendo apoyo total desde la Reserva Federal, pero eso no quita que estemos pendientes de cada intento de rebote.
 
Para ello, nos fijamos en el gráfico de 60 minutos que mantiene un perfecto canal bajista y además por debajo de la media de 200 en este plazo. Hay localizadas dos zonas de resistencias muy claras, como se puede ver, y ahora mismo los máximos del día están en la primera de ellas que se creó la parte final del día de ayer. La estabilización ha venido acompañada por una salida de la sobreventa y además un cambio de tendencia de los máximos en el RSI, así que se ve perfectamente un hueco entre esas dos resistencias que debe ser vigilado por si hay algún factor que ayude al euro a recuperar algo del terreno.
 
eurusd