Dos muestras de interés vendedor en la zona de los 1,14 nos dejan claros los problemas para mejorar pero ahora mismo nadie sabe qué hacer en realidad porque la situación de Grecia es de incertidumbre total, así que el medio plazo es realmente complicado.

De momento seguimos dentro del canal alcista desde los mínimos de este año porque la mejora de las perspectivas de inflación son más que evidentes en la Eurozona, pero es que hay posibilidad de que Grecia dañe la economía de los socios europeos seriamente, lo que sería malo para la moneda única. Por lo tanto, debemos vigilar la zona del 1,1 como punto de alarma ante posibles problemas:
 
eurusd