Como podemos imaginarnos, el IFO hace que todos los ojos se pongan en la siguiente reunión del BCE y en esa revisión de la política monetaria. El mercado apuesta por ella, así que el EUR tiene presión bajista extra.

Si miran el gráfico adjunto verán que ayer el RSI perdió su tendencia alcista apoyado por la fortaleza indirecta del USD en el GBPUSD y el miedo al Brexit.

Ahora nos colocamos por debajo del soporte de los máximos de diciembre y podemos ir a buscar el mínimo del canal alcista:

 
eurusd