La directriz alcista desde los mínimos de 2012 es la referencia principal de la tendencia, pero antes tenemos otra directriz que viene desde los mínimos del año pasado y que es la que estamos toreando en estos momentos.

La marcha de la economía de Estados Unidos y las intenciones de subir tipos de la Reserva Federal, crean un ambiente positivo para el dólar y la situación de la baja inflación en Europa la crea negativa para el euro, por lo que muchos ojos están pendientes de la pérdida de la directriz comentada.

Sin embargo, si miramos el gráfico adjunto, tenemos una muestra el interés comprador dejada el viernes en esa directriz y de momento estamos aguantando subiendo +0.11% a 1.3716.
 
eurusd