Estamos bajando -0.07% a 1.3725 a la espera de lo que tenga que decir el Banco Central europeo.


La resistencia está perfectamente marcada en la zona del 1.38 y hemos tomado la directriz bajista desde los máximos de octubre en el RSI como zona de soporte. Dicha directriz ya se perdió el mes pasado, pero apareció interés comprador que lo llevó a atacar la resistencia en precio comentada.
 
Todos los ojos están puestos en la posible aparición de un movimiento de parada de la esterilización de la compra de deuda pública.