Tanto discutir sobre si habría o no una referencia en el Comunicado al USD, sin que finalmente haya ocurrido, para que la moneda norteamericana se vea perjudicada (o beneficiada, depende a quién preguntemos) por la ambigüedad generada de nuevo sobre el momento para iniciar la subida de tipos.



Pero, ¿no erá el EUR el que bajaba? Al final, es muy difícilm determinar quién es quién en un movimiento de este tipo. Con todo, sí es importante resaltar la apreciación del USD de forma generalizada con la depreciación del EUR también frente a la mayoría de las divisas. Desarrolladas y emergentes. La corrección a la baja del USD también coincide con una subida general de la moneda europea, lo que hace el movimiento al alza para el cambio bilateral EURUSD mucho más intenso.



Pero, ¿tiene sentido una caída del EUR? Ya hemos hablado de esta cuestión. Las respuestas fueron de tres tipos: 1. Técnica; 2. Cíclica; 3. Corto plazo. Para argumentar el aspecto técnico, mejor ver su evolución desde el año pasado. Miren de nuevo el gráfico anterior. Naturalmente, podríamos ver como recupera niveles de 1.17 USD sin cuestionar su tendencia a la baja.

Por lo que respecta a la cuestión cíclica, seguimos defendiendo la lenta recuperación europea frente al producto más asentado en USA. Naturalmente, partiendo de la continuidad en el diferencial entre los tipos de interés a plazo de ambas monedas. Más tarde o más temprano se producirá el inicio de la subida de tipos desde la Fed, cuando el ECB sigue repitiendo que el QE viene para quedarse hasta finales del próximo año.

¿Y las incertidumbre? Ayer el Presidente Draghi defendió la estabilidad financiera conseguida en el área, a través de las medidas límite de la política monetaria. Pero lo cierto es que la incertidumbre inversora, clave para hacer más sostenible la recuperación cíclica actual, se mantendrá mientras se prolongue la incertidumbre política. Y el paso del tiempo en este caso no es positivo, considerando que 2016 será un año electoral en la mayoría de los países del área.



¿Fundamentos? Claro, compradores de EUR.

Algo de esto es lo que vemos con la continua entrada de dinero hacia las bolsas del área, apenas compensado por los indicios de salida de dinero exterior desde el mercado de deuda.





Dicen mis estrategas de divisa que detrás del fuerte desplome del EUR en los últimos meses estuvo la creación de importantes posiciones cortas que ahora podrían tener la tentación de cerrarse, precipitando precisamente la recuperación de la moneda. No lo sé. Pero, sí parece fácil pensar que la inestabilidad puede asentarse en el mercado de divisas a corto plazo. Ayer mismo tuvimos un buen ejemplo cuando el EUR corrigió casi una figura ante la publicación de unos datos de coyuntura mejor de lo esperado en la economía norteamericana. Sí, depende de los datos. Esto mismo nos dijo la Fed la semana pasada.



José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España