El cambio de dirección se mantiene por el miedo expresado por Teresa May a un divorcio duro de la UE, pero ya estamos metidos en sobrecompra, así que hay que vigilar su comportamiento de cerca porque tiene una alta correlación con el FTSE100:

 
eurgbp