Como se puede ver, la decepción por ver que UK tiene dificultades para subir tipos ha equilibrado mucho la balanza a favor del Euro, y eso que el BCE está casi obligado por el mercado a tomar medidas dentro de poco. Aun así, debemos vigilar el canal alcista desde los mínimos de noviembre por si hay sorpresas tras la subida del precio del crudo por encima de los 32$.

 
eurusd