Hemos visto cómo los precios de producción industrial de Francia caen más de lo esperado y es un punto a favor de la deflación en Europa, por lo que es negativo para nuestra moneda o no se compara con la libra británica.
 
Por lo tanto, este par descienden de los 0.26% a 0.8192 y sigue la tendencia bajista de corto plazo tras una vuelta a la baja el lunes pasado en forma de karakasa invertida que lleva otra vez al RSI al soporte de la directriz alcista desde los mínimos de noviembre, por lo que debemos estar atentos en caso de una pérdida que complique la situación.

GBPBP