En este par también se puede ver la revalorización que tuvo el euro el jueves pasado, pero si se fijan, verán cómo ahora mismo estamos prácticamente en la misma zona en la que estábamos el miércoles pasado, antes del BCE. Debemos tener en cuenta que el desarrollo de la libra suele ir más o menos paralelo al del dólar, aunque en el libra dólar no se pueda ver demasiado, pero cuando tratamos con otras monedas sí que se puede ver ese desarrollo más o menos similar porque los dos han tenido tiempos muy parecidos tanto de intervención como de salida de los programas cuantitativos.
 
Pues bien, debemos tener en cuenta que la Reserva Federal ha subido una vez los tipos de interés y que la semana pasada tuvimos comentarios desde uno de los votantes del Consejo de Gobierno del BoE diciendo que es más probable que haya una subida de tipos de interés más que una bajada, por lo que, aunque no haya perspectivas de más bajadas de tipos en la zona euro, siempre se valorará más la cercanía de una subida que un sostenimiento, así que debemos estar atentos al desarrollo del par desde febrero, porque tenemos una especie de hombro cabeza hombro invertido con una clara línea clavicular que puede tener relevancia cuando conozcamos lo que piensa hacer la Reserva Federal, porque a lo mejor el mercado empieza a intentar mimetizar en la libra lo que le pueda pasar al  dólar.

eurgbp