Como se puede observar el gráfico adjunto, la semana pasada llegamos al borde del 0,7 y cerramos ese día lejos de mínimos, creando una muestra de interés comprador en forma de karakasa de venta en sobreventa.

Desde ese mismo momento, hemos iniciado una especie de recuperación que tiene al RSI pisando ligeramente fuera de la sobreventa y al borde de la directriz bajista que viene desde los máximos de noviembre del año pasado, por lo que hay que vigilar cautelosamente lo que pueda pasar por si el rebote tiene algún tipo de extensión.
eurgbp