El rebote desde los mínimos del mes pasado se cortó antes de llegar a la directriz bajista desde los máximos de diciembre, dejando una karakasa invertida es una muestra de interés vendedor que nos cortó en seco la mejora y nos deja dos rangos de movimientos muy claros.

Ahora hay que vigilar el acercamiento cualquiera de los dos mientras estamos lejos del RSI y el soporte de la directriz alcista desde los mínimos de noviembre. En este momento defendemos -0.07% a 0.8235.


EURGBP