Se mantiene una cierta lateralidad desde más o menos el mes de febrero, en donde sus máximos han sido nuestros máximos y los mínimos relativos se ha mantenido durante todo este mes.

El principal problema que tenemos a día de hoy es que con respecto al euro, tiene un desarrollo parecido al que tiene el dólar, ya que si hay menores perspectivas de subidas de tipos en Estados Unidos, la libra ha seguido el mismo desarrollo de los acontecimientos tras la crisis que la Reserva Federal, por lo que el euro tiene cierta ventaja sobre la libra. Sin embargo, nos estamos acercando la zona de máximos del año porque hemos conocido la revisión al alza del producto interior bruto del último trimestre del año pasado, lo que nos mantiene concierto punto alcista que todavía no se ve. Tal como comentamos al principio, ver que ahora mismo el euro vuelve otra vez a subir y estar pendientes del dato de empleo de Estados Unidos de mañana, hacen que la libra no acabe de ser ella misma porque está afectada por condicionantes externos.

eurgbp