Los inversores cada día que pasa el eran más validez a la reducción de la tasa de desempleo que vimos hace poco en Reino Unido y que parece que está compensando mucho el compás de espera del Banco de Inglaterra la hora de subir los tipos de interés, principal arma para mover el mercado de divisas.

Por parte del euro tampoco es que haya mucha oposición, ya que el programa cuantitativo genera debilidad de la moneda única en todos los cruces.

Con lo anterior, tenemos que ya perdimos la zona de mínimos creada en dos muestras de interés comprador que nos ha parado durante bastante tiempo pero que ya han pasado a mejor vida.

Si miran el gráfico adjunto, tenemos que debemos remontarnos nada menos que a 2002 para intentar buscar ya los primeros soportes que están precisamente los máximos de ese año.


eurgbp