El rebote desde el soporte de los máximos de abril nos llevó otra vez a la zona del 1,11, pero volvimos a tener otra muestra de interés vendedor que nos paró el viernes pasado. El problema lo tenemos en el RSI, primero porque ha perdido la directriz alcista desde los mínimos de abril, y segundo porque la recuperación del precio no ha permitido eliminar una divergencia bajista en este indicador, por lo que tenemos un posible peligro de doble techo en la zona del 1,11. El cuello de ese doble techo está precisamente en el rebote desde los máximos del mes pasado, así que debemos tener mucha precaución si el RSI perfora los mínimos del mes y aumenta la presión bajista hacia esa zona.

 
eurchf