La bajada desde los máximos del Q3 y Q4 ha venido marcada por la sobrecompra alcanzada, pero el rebote se inició en el día de ayer al tocar el soporte de la directriz bajista desde los máximos del 2016.

Ahora, mucho cuidado con el rebote y la altura que alcanza porque puede ayudar a pensar en búqueda de riesgo pero en la EZ, algo que puede apoyar la nueva subida del EURUSD, con una debilidad pendiente en el USDJPY.

Es una jugada complicada, pero sigue estando la valoración a favor de Europa y eso son puntos a favor alcista el EURCHF.