El soporte de los máximos de abril aguantan y ojo al RSI porque se acerca a la directriz alcista desde los mínimos de marzo de este año.
 
No debemos perder de vista el carácter de refugio de la moneda suiza, así que si hay problemas y el BCE no actúa, debemos estar atentos a la zona de soportes. Por otro lado, el EUR no solo está afectado por el BCE, sino también por el dinero que pueda salir del refugio para buscar más rentabilidad dentro de la Eurozona, así que las perspectivas juegan un papel importante. De momento el sector servicios en países fuertes es un problema por su debilidad.
 
eurchf