Como se puede ver, paso atrás importante que deja más clara la resistencia de la directriz bajista desde los máximos de 2016.

La entrada en la sobrecompra también nos hizo daño, pero ojo porque está en peligro el soporte de corto plazo creado por la mejora tras la primera ronda de las elecciones francesas. Esto es un punto de preocupación porque avisa de más búsqueda de seguridad, que es la lectura última que tiene este par, por encima de la evolución macro en los dos países.