Durante todo un mes el 38.2% del retroceso de Fibonacci de la bajada desde los máximos de este año nos paró de forma bastante efectiva, y otra vez vuelve a hacerlo un retroceso de este tipo pero en este caso el 50%, que está en el 1.225 y muy cerca de la altura de los máximos de febrero.

Ayer dejamos una muestra de interés vendedor en forma de karakasa invertida y ahora la atención pasa a la directriz alcista del RSI desde los mínimos en sobreventa de marzo, ya que una pérdida podría hacernos daño. 
 
eurchf