Ayer nos paramos en los máximos anuales pero hoy estamos creando unos nuevos. La sobrecompra ya es una realidad pero el SNB debe estar encantado porque hace unos días avisó de que su moneda estaba sobrevalorada, así que no se puede descartar de que esté soplando en las velas de la subida.

En cualquier caso, el movimiento es claro, hay dinero que sale de la seguridad del SNB y se mete en el riesgo del EUR, algo muy positivo.