La zona de resistencia de los máximos de septiembre se han encontrado con un inesperado aliado en forma de malos datos de Alemania, que como en otros cruces, hace que se espere que el BCE apriete el acelerador, lo que es negativo para el EUR. 

Como consecuencia, la resistencia no se supera, el RSI perfora el mínimo del mes y vamos a por la última barrera de soporte de los máximos de diciembre junto con la sobreventa:

 

eurchf