Si miran el gráfico adjunto, verán que seguimos por encima de esa zona de soporte que va desde los máximos relativos de septiembre a los máximos absolutos de diciembre del año pasado, pero el acercamiento a la resistencia de los máximos de septiembre ha sido marcada por un descenso de la cotización en el día de ayer, lo que marca que esa zona es relevante y las ventas han aparecido.
 
El movimiento en este par puede ser víctima de la fortaleza o debilidad del dólar cuando tengamos encima de la mesa los datos de inflación, lo que va a mover la cotización del euro y de rebote notaremos los movimientos sísmicos de la moneda única en los cruces más fuertes, por lo que debemos tener cuidado.

 
eurchf