Como era hasta cierto punto esperable, el rebote desde los mínimos del mes nos ha llevado a la zona de resistencia situado en los máximos de septiembre del año pasado. La zona de soporte sigue estando en esa combinación de los máximos de diciembre y los máximos relativos de septiembre.
 
Hoy hemos conocido los precios de producción industrial de Suiza peores de lo esperado, algo que es favorable para el par pues es debilidad para el franco suizo, cosa que nos ha alejado de los mínimos de la sesión.
 
Dado que no estamos ni en sobrecompra ni en sobreventa, no debemos perder de vista el comportamiento del RSI, ya que si pierde los mínimos del mes podríamos ganar algo de fuerza para visitar la zona de soportes, pues los datos que hemos conocido hoy en Europa son favorables a más estímulos por parte del BCE.
 
eurchf