La debilidad de la moneda única que estamos viendo en el euro-dólar, se está replicando en este par, lo que pasa es que viene en un mal momento, ya que a finales del mes pasado se intentó superar la directriz bajista que viene desde los máximos del año en curso. Este resurgir vino también acompañado por un movimiento similar en el RSI, pero los datos macro que hemos tenido encima de la mesa y algunos datos buenos de Suiza en días pasado, nos han cortado en seco el movimiento, así que debemos estar atentos a la zona de mínimos relativos del mes pasado porque podríamos tener más bajadas si aumenta el recelo a los activos de riesgo de la zona euro y se va buscando la seguridad del franco suizo.
 
eurchjf