Como se puede ver, tenemos una karakasa invertida justo cuando intentamos cambiar de dirección el jueves, que nos dejó parados el viernes a la espera de las elecciones.


El resultado de la primera vuelta es postivo, así que tenemos salto alcista, cosa que va a favor del SNB que seguro que ha puesto algo de su parte.

El RSI nos avisa de que la sobrecompra está cerca, lo mismo que pasó en el máximo del año año. De momento esta salida de la seguridad es positiva, pero veremos cómo es el apoyo a la resistencia de la sobrecompra, así que hay que esperar un poco a que se confirme la rotura.