Ya lo hemos advertido varias veces, lo mantienen más o menos estable contra el dólar, pero contra el resto de monedas importantes va fatal. Vean en este gráfico de Bloomberg su desplome continuo contra el yen