En estos momentos el eurodólar está creando un nuevo máximo del año confirmando el cambio de dirección que tuvo lugar cuando superamos la media de 200 sesiones.

Varios son los factores que nos están mejorando:

Primero, la prensa internacional especializada en los mercados ya no esconde que se está prefiriendo Europa a Estados Unidos, por lo que los datos de los flujos siguen siendo favorables a la compra de euros, lo que sube su precio.

Segundo, las nuevas informaciones acerca de que Donald Trump compartió información altamente clasificada con el embajador ruso dentro de la Casa Blanca, lo que aumenta la presión sobre la idea de que quizá no acabe su mandato porque alguien descubrirá cosas que le comprometan para seguir como presidente de los Estados Unidos, lo que hace que la situación política en el país sea muy peligrosa.

Tercero, el nuevo incremento del precio del crudo que nos coloca por encima de los 49 $ y además las previsiones de la agencia internacional de la energía en donde se dice que el equilibrio del mercado ya está aquí, lo que se suma a las informaciones de que Rusia y Arabia Saudita estar a favor de extender el aumento de producción hasta 2018. La inflación en Reino Unido se dispara más de lo esperado, lo que aumenta la probabilidad de ver una cosa parecida en países de la Eurozona que tensen más la posición del BCE.