Recordemos que en los momentos más difíciles de la crisis en EEUU, Obama quiso sacar al país del pozo a base de potenciar las exportaciones. Para ello necesitaba una moneda barata y en esa dirección fueron los sucesivos QE y bajadas de tipos, algo que exportó inflación a los países emergentes y fue la semilla de las turbulencias que tenemos hoy en día.


Pues bien, otro punto que quiso Obama es que los países con superávit comercial ayudaran a la economía mundial potenciando su consumo interno, como por ejemplo China y Alemania. Como es sabido ya, se opusieron con todo su armamento.

Con respecto a China, con el paso del tiempo, los problemas económicos mundiales empezaron a mostrar signos de daño en su economía, ya que si el resto del mundo tiene problemas, nadie puede comprar tus productos, así que empezó a tomar medidas con planes de inversiones muy fuertes en el país que consiguieron que se mantuviera el tipo, mientras lo peor iba pasando.

Pero lo anterior no fue suficiente porque EEUU tuvo un conflicto muy fuerte con China porque ellos querían que dejasen de intervenir en su moneda en el mercado de divisas para que se apreciara y así hacer que los productos norteamericanos fuesen más baratos y las empresas empezaran a ganar más sólo por el mismo efecto que tenemos aquí, mismo precio en todas partes y la ganancia del producto se compone del margen más el efecto divisa.

Aquel conflicto llegó a instancias pero que muy altas y entre que sí y no, la crisis fue pasando pero a finales del año pasado un responsable del Banco popular de China dijo que de forma gradual irían aumentando el rango de movimiento del Yuan, ya que sólo le deja moverse un mísero 1% al día por encima o debajo de un punto medio que fijan ellos cada día. La última vez que lo movieron fue en 2012 y era del +-0,5% y antes fue en 2007 desde el +-0,3%. La semana pasada volvió a repetir lo mismo y últimamente se ha desatado una guerra entre el mercado y el banco central porque es la primera vez que ha dicho cuándo va a aumentar esa banda y toca este año 2014.

Más o menos se puede ver la banda de negociación en este gráfico de Reuters del año pasado:

yuam


Como podemos imaginarnos, todo el mercado se ha puesto a apostar por subidas en el yuan y eso tiene mucho peligro para China y el banco central controla el movimiento al detalle.  En concreto, en Bloomberg aparece que hay un incremento de casi nada menos  el 200% en la negociación media de opciones en el Dólar-Yuan en los últimos 4 días y la volatilidad implícita a 3 meses ha subido más del 40% el 21 de febrero, algo no visto en casi año y medio.

yuan2


China está hasta cierto punto asustada por la cantidad de dinero que está esperando que salte al alza y que casi todo seguro que es de especuladores, y no para de darles coces en forma de bajadas del Yuan para meterles en pérdidas. Eso lo hace con el fixing del midpoint, o punto medio del rango de movimiento. Hoy es el segundo día que hace esto y se coloca al nivel más bajo en 2 meses. También de vez en cuando compra dólares, por lo que es una muestra clara de que no va a dejar que su moneda esté en control de otros que no sean ellos, por lo que la confianza en ver más subidas este año se ha dañado y ahora aparece la idea de ver más bajadas en el corto plazo.