Véase gráfico adjunto intradía de Bloomberg. Si esto sigue así, mañana cerrará el dólar su peor mes desde nada menos que el año 2010