En 2012 el país comenzó un experimento que todo el mundo ha vigilado de cerca porque puso su tipo de interés en los depósitos a negativo en julio porque empezaron a notar que el país fue tomado como refugio de la crisis europea y una cantidad ingente de dinero estaba entrando en la zona, lo que ponía en peligro su equilibrio económico.
Un movimiento semejante dejaba claro a todos que allí no entraba nadie. En concreto, el tipo en los depósitos se colocó en el -0.1% y ayer se subió hasta el +0.05%, dejando el de los préstamos sin cambios en el +0.2% y además reconociendo que tuvo que intervenir en el mercado comprando su propia moneda para poder apoyar su tipo de cambio.

Es natural que intenten cambiar la situación porque los países seguros ya no interesan y ahora mismo todo el mundo busca la periferia. Si en el comienzo de la crisis había una operaciones en diferenciales en prácticamente todos los activos que consistía en vender periferia y comprar centro, ellos han tenido que mover pieza para poder eliminar el otro posible movimiento los diferenciales que es comprar periferia y vender centro, algo que su situación favorecía mucho y les era perjudicial, así que han eliminado parte de su estrategia para no permitir que se les venda.