Vean cómo acelera las pérdidas y el entorno técnico puede acelerarlas más:

 
eurusd