La corona sueca sube casi 1% gracias a la subida de la subyacente en la inflación más allá de lo esperado.