La corona sueca anda hoy de capa caída tras el mal dato de producción industrial que ha caído en marzo el 3,8% lo que hace más probable una bajada de tipos.