Véase gráfico adjunto. Estos dos datos se van a sumar a los de PIB de hace unas semanas, y al de productividad. Y por mucho que se dieran unos cuantos empleos de más, nadie va a creer en serio que vaya a haber subida de típicos, con lo cual el dólar tiene mal pronóstico para todo lo que queda en agosto. Sería aconsejable compras en las caídas.