Fitch revisa al alza su perspectiva de rating de las eléctricas españolas de negativa a estable tras la reforma energética española y portuguesa. Pues que suerte que la entienden, yo aún no la he comprendido del todo. Estaré mayor.