Según reuters que suele estar siempre muy bien informada a este respecto, Grecia aceptaría un objetivo de superávit primario en 2015 de 0,8% y de 1,5% en 2016.

También haría concesiones en el tema de pensiones y en el IVA