La FED baja 10.000 millones de dólares al mes las compras de bonos hasta los 55.000 millones que era lo esperado.

 

Anuncia que quita el límite del 6,5% de paro para decidir cuando sube tipos de interés.