Powell dice que la recuperación económica de Estados Unidos es desigual y frustrante mente lenta. Considera que la política monetaria necesita dar soporte tanto como sea necesario y conseguir llegar a un ritmo normal con el tiempo sin inflación y sin inestabilidad financiera. Dice que hay riesgos de retirar los estímulos tanto demasiado pronto como demasiado tarde.
 
Fischer dice que la tasa de desempleo es demasiado alta y que la inflación está por debajo del objetivo, que una política monetaria laxa se sigue necesitando. Dice que deben hacer todo lo que puedan para evitar la necesidad de medidas extremas como las que se utilizaron para lidiar la crisis financiera. Han conseguido un gran progreso en fortalecer el sistema financiero, pero deben mantener una vigilancia eterna. Dice que la estabilidad del sistema financiero, a la vez que el mandato dual, debe ser un objetivo explícito de la política de la Reserva Federal.