Hoy hemos tenido una sesión de muy poco movimiento pero tremendamente interesante, ya que por un lado hemos tenido datos macroeconómicos muy relevantes y una muy fuerte tanda de resultados empresariales que son los que han puesto la salsa al día.
 
Como podemos imaginarnos, los resultados empresariales han salido de muy diversa magnitud y sentido, por lo que son los que nos han dado movimiento tanto en Europa como en Estados Unidos, pero en el fondo se nota que ya estamos en un momento de espera porque la semana que viene tendrán que dar el veredicto la Reserva Federal y el Banco de Japón.
 
Lo interesante de los datos macro que hemos conocido hoy son los preliminares del mes de julio de los directores de compra tanto de manufacturas como del sector servicios. Si hacemos un repaso por todo ellos nos damos cuenta que los cuatro principales bancos centrales han tenido datos que los ha separado en dos bloques.
 
El primer bloque son los datos donde los PMI están en contracción y han sido Reino Unido y Japón. Sin embargo, los que están en expansión han sido Estados Unidos y la zona euro. Por lo tanto, hemos visto que el Banco de Inglaterra ha reservado fuerzas para cuando llegue el golpe de verdad y el Banco Central Europeo ha hecho exactamente lo mismo. A día de hoy la zona euro parece que aguanta y quien ha tenido problemas es el Banco de Inglaterra y Japón, por lo que veremos si la semana que viene Japón es el primero en tomar cartas en el asunto y después es en agosto cuando tiene que seguir la estela el Banco de Inglaterra. Los datos ponen distintas direcciones y más de uno empieza a considerar que el resto del planeta puede no sentirse tan golpeado por la salida de Reino Unido de la Unión Europea como se podría esperar en un principio.
 
Lo anterior es mucho especular porque es realmente llamativo ver al PMI tanto de servicios como de facturas de Reino Unido preliminar del mes de julio meterse directamente en contracción en una caída que es histórica. Lo que nos dice es que la consecuencia va para largo y puede no ser tan inmediata como se podía esperar, a la vista están las recuperaciones que hemos tenido tanto en Estados Unidos como en Reino Unido, así que todo el mundo estará pendiente de la evolución de los datos macro y estos han sido los más cercanos, todavía falta un mes para que empecemos a tener datos de verdad de meses que están ya por detrás del famoso referéndum.