Como se puede ver en el gráfico a meses, dos vences que hemos tenido descenso fuerte por debajo de los mínimos de 2011 hemos cerrado lejos de mínimos, en concreto en febrero y junio. El más significativo es febrero porque la karakasa va acompañada de repunte de volumen, pero es en junio donde repetimos pero sin repunte y es este mes cuando el RSI ya confirma la rotura al alza de la directriz bajista desde los máximos de 2013 y la buena noticia es que el acumulación distribución acompaña el movimiento, por lo que hay que estar atentos:

 
ezentis